Sistemas de trauma

Autores/as

  • José María Jiménez Vizuete Jefe de Sección UCI Anestesia. Servicio de Anestesiología y UCI-A. Hospital General Universitario de Albacete
  • Ramón Peyró García Jefe de Servicio. Servicio Anestesiología y UCI-A

DOI:

https://doi.org/10.30445/rear.v10i5.701

Palabras clave:

trauma grave, sistemas de trauma, componentes, calidad

Resumen

El trauma grave sigue siendo la principal causa de muerte en gente joven en nuestro medio y siguen siendo los accidentes de tráfico la causa fundamental. Según datos de la DGT, en 2016, se produjeron 1.160 víctimas mortales con 5.067 heridos que requirieron hospitalización.

La enorme carga económica y social que el trauma ejerce en todo el mundo, ha llevado a avances significativos en los últimos 45 años, en el conocimiento de la fisiopatología, en el manejo prehospitalario y hospitalario, en las técnicas de imagen, en la cirugía y en los cuidados intensivos, en la infraestructura y en la organización necesaria para atender a estos pacientes. Sin embargo, la eficacia del tratamiento puede reducirse si las intervenciones necesarias no están disponibles con prontitud o no existe una buena coordinación entre los elementos implicados en el cuidado de los pacientes.

Para algunos autores el sistema de trauma es el “gold estándar” para prestar una atención sanitaria adecuada y de calidad al paciente traumático. En nuestro medio, la organización de la atención al trauma grave se encuentra en un escalón inferior a la atención de otras patologías tiempo dependientes, como el ictus isquémico agudo o el síndrome coronario agudo.

En esta revisión, dividida en dos partes, se pretende definir qué es un sistema de trauma, sus componentes, resaltar la importancia, la situación actual y el desarrollo a nivel internacional y nacional y los requisitos necesarios para su puesta en marcha.

Biografía del autor/a

José María Jiménez Vizuete, Jefe de Sección UCI Anestesia. Servicio de Anestesiología y UCI-A. Hospital General Universitario de Albacete

Jefe de Sección UCI Anestesia. Servicio de Anestesiología y UCI-A.

Hospital General Universitario de Albacete.

Miembro de la Sección de Cuidados Intensivos de la SEDAR.

 

Citas

1) Nathens AB, Jurkovich GJ, Maier RV, Grossman DC, MacKenzie EJ, Moore M et al. Relationship between trauma centre volume and outcomes. JAMA 2001; 285: 1164–71.
2) Soreide K. Epidemiology of mayor trauma. Br J Surg. 2009; 96:697–8.
3) Costa Navarro D, Jiménez Fuertes M, Ceballos Esparragón J, Montón Condón S, Jover Navalón JM, Túregano Fuentes F et al. Análisis de los resultados de una encuesta sobre los sistemas de trauma en España: la enfermedad abandonada de la sociedad moderna. Cir Esp 2013; 91:432-7.
4) US Department of Health and Human Services. Health Resources and Services Administration. Model trauma care system plan. Washington, DC. Department of Health and Human Services; 1992. Disponible en: http://www.sdemsc.org/model.pdf
5) American College of Surgeons Committee on Trauma: Regional Trauma Systems: Optimal Elements, Integration, and Assessment. Systems Consultation Guide. 2008. Disponible en: https://www.facs.org/~/media/files/quality%20programs/trauma/tsepc/pdfs/regionaltraumasystems.ashx
6) Siman Tov M, Radomislensky I, Peleg K. Reduction in trauma mortality in Israel during the last decade (2000-2010). The impact of changes in the trauma system. Injury 2013; 44:1448-52.
7) Bailey J, Trexler S, Murdock A, Hoyt D. Verification and Regionalization of Trauma Systems.The Impact of These Efforts on Trauma Care in the United States. Surg Clin North Am 2012; 92:1009–1024.
8) MacKenzie E, Rivara F, Jurkovich G, Nathens AB, Frey KP, Egleston BL, et al. A national evaluation of the effect of trauma-centre care on mortality. N Engl J Med 2006; 354: 366–78
9) Lendrum LA, Lochey DJ. Trauma system development. Anaesthesia 2013; 68:30-39.
10) Murillo Cabezas F, Muñoz Sanchez MA. ¿Qué podríamos hacer para mejorar los resultados en el traumatizado grave? Med Intensiva 2003; 27:669-72.
11) Dehli T, Monsen SA, Fredicksen K, Bartnes K. Evaluation of a university hospital trauma team activation protocol. Scand J Trauma, Resusc Emerg Med 2011;19:18.
12) Sasser SM, Hunt RC, Faul M, Sugerman D, Pearson WS, Dulski T et al. Guidelines for Field Triage of Injured Patients. Recommendations of the National Expert Panel on Field Triage, 2011. MMWR 2012;61:1-20
13) American College of Surgeons Committee on Trauma: Regional Trauma Systems: Optimal Elements, Integration, and Assessment. Systems Consultation Guide. 2008. Disponible en:
14) Brooke Lerner EB, Moscati RM. The Golden Hour: Scientific Fact or Medical Urban Legend. Acad Med Emerg 2001;8:758-60.
15) Moore L, Clark DE. The value of trauma registries. Injury. 2008;39:686-95.
16) Liberman M, Mulder DS, Lavoie A, Sampalis JS. Implementation of a Trauma Care System: Evolution Through Evaluation. J Trauma. 2004;56:1330–1335.
17) Azaldegui F, Alberdi F, Txoperena G, Romo E, Arcega I, González Sañudo A. Valoración clínica y autópsica de la calidad asistencial al traumatismo severo en la provincia de Guipúzcoa. Proyecto POLIGUITANIA. Med Intensiva. 1999;23:100-10.

Descargas

Publicado

2020-09-10

Cómo citar

Jiménez Vizuete, J. M., & Peyró García, R. (2020). Sistemas de trauma. Revista Electrónica AnestesiaR, 10(5), 5. https://doi.org/10.30445/rear.v10i5.701

Número

Sección

Artículos de revisión

Artículos más leídos del mismo autor/a